Historia - Fundación Leones :Fundación Leones

Historia

 

Leones tiene sus orígenes en una academia privada de tae kwon do salvadoreño que nació en el año 2001 en San Salvador, liderada por un joven de 15 años que emprendió el primer grupo como parte del plan de horas sociales.

A través del tiempo la organización fue creciendo en número, calidad y reconocimiento hasta llegar al punto de tener 120 estudiantes en el grupo que originalmente nació en la institución educativa donde su líder se formó académicamente previo a la universidad. La academia también entró a formar parte del grupo de escuelas privadas afiliadas a la Federación Salvadoreña de Tae Kwon Do (FESAT).

En el año 2008, el grupo es tan numeroso que su dirigente pide apoyo a través de un programa de horas sociales similar al que él fue parte y dio origen al grupo de tae kwon do en la institución, con el objetivo de tener más instructores apoyando subgrupos. Esta iniciativa que no fue aprobada por la institución.

Debido a la falta de apoyo a las iniciativas, su líder comienza a pensar en dejar el deporte del tae kwon do como competidor e instructor para dedicarse de lleno a su carrera universitaria como Administrador de Empresas y buscar un empleo como casi todos sus compañeros de universidad.  Sin embargo, fue en esos días que un grupo de promotores de un concurso de negocios visita el aula donde ese día se encontraba recibiendo sus clases en la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), ofreciendo la oportunidad de ganar premios en efectivo con el 1° EMPRENDEUCA, concurso de negocios promovido por la Fundación BANCAJA de España en ese momento, que repartiría dinero como capital semilla.

El director de Leones opta por entrar al concurso y someterse a todas las fases y procesos del mismo, resultando al final como ganador del primer premio. Éste dinero fue utilizado para poder realizar el proceso de independización de Leones, separándose en ese momento de la institución educativa que le vio nacer para convertirse en una entidad independiente y de libre actuación en el ámbito del deporte federado nacional.

Fue así como se obtuvo el primer local de Leones donde pudo comenzar a funcionar de manera independiente. Sin embargo, por problemas de seguridad, Escuela Leones se vio obligada a cerrar dicho local.

En 2012 Escuela Leones se trasladó al Colegio la Sagrada Familia donde funcionaron durante un año. La escuela ha ido creciendo desde entonces con altos y bajos, pero siempre manteniéndose firme en sus propósitos y visión de su principal líder.

Actualmente Leones cuenta con un amplio local y es reconocida como una de las principales academias de tae kwon do de la región centroamericana, reconocida a nivel internacional, teniendo nexos en diferentes partes del mundo a través de su director, quien como competidor ha logrado llevar tanto el nombre de El Salvador como el de Leones a cualquier lugar donde ha competido, entrenado o visitado por diferentes motivos.

Leones tiene hoy en día campeones centroamericanos, medallistas centroamericanos y del caribe, medallistas panamericanos, participantes en mundiales y eventos del ciclo olímpico. Aún se encuentra en la búsqueda del sueño de estar en unos juegos olímpicos. Esto en lo competitivo, sin embargo, en lo social, es una institución diariamente preocupada por las necesidades en la educación integral de sus alumnos, motivando y promoviendo la educación integral a través de los valores que enseña el tae kwon do, dejando a la sociedad salvadoreña una huella importante en el aporte social y cultural a través de cada uno de sus integrantes.

Sin embargo, su director, a lo largo del tiempo fue detectando la incapacidad de poder apoyar a personas sin el recurso para poder pagar el servicio de ser parte del movimiento Leones, y como tal optó por un programa de becas apoyando a algunos alumnos. Sin embargo, el apoyo se quedaba corto para poder desarrollarles o poderles aportar más recurso, y es ahí donde nace la idea de crear una fundación que apoye al talento existente y continúe con el aporte de valores a niños y jóvenes en diferentes partes del país donde existen personas vulnerables a entrar a pandillas y otros males sociales actualmente existentes en El Salvador.

Es así como nace el reto para su director de poder constituir una Fundación y poder, de ahí en adelante, trabajar con lo que hasta la fecha se ha desarrollado, pero con apoyos que se puedan sumar para poder incrementar el movimiento Leones y poder repercutir de manera positiva, de mejor forma y a más personas con ello. Es así como entra oficialmente en operaciones en junio del 2016 Fundación Leones Taekwondo, con una proyección sin precedentes en el ambiente del taekwondo nacional esperando favorecer al talento existente en nuestro deporte a nivel nacional y poder llegar a personas de diferentes segmentos en la población especialmente aquellos que no tienen recursos y acceso a éste tipo de actividad extracurricular formativa.

Diseño web